Publicado el Deja un comentario

Semillas de Chía, fuente natural de Omega 3, baja tu colesterol.

La chía es una planta que pertenece a la familia de la menta, crece hasta alcanzar una altura de 90 centímetros. Sus flores son de color blanco o purpura, tiene grandes valores nutricionales, y propiedades medicinales

Por muchos siglos esta semilla era usada como remedio herbolario por indígenas americanos que vivían en las montañas al suroeste de Estados Unidos Y México.

 

Semillas con gran cantidad de ácidos grasos omega 3

Los omega 3 y 6 son ácidos grasos esenciales que el cuerpo humano requiere para un buen funcionamiento, la falta de ellos podría ocasionar el deterioro de órganos, tejidos, glándulas  y con ello provocarnos serias enfermedades.   El omega 6 se encuentra principalmente en alimentos grasos y piel animal, el cual funciona como una sustancia inflamatoria y el omega 3 actúa como una sustancia  anti-inflamatoria en el cuerpo, estos dos omegas en conjunto ayudan a reducir el riesgo de contraer enfermedades.

 

Por lo general  el  omegas 3  se obtienen de  peces de agua fría como salmón y trucha, solo que estos peces  contienen dentro de su perfil químico un 20 % de estos ácidos grasos esenciales, en cambio las semillas de chía poseen un 63 %.

Semillas de chía ¿qué contienen?

De la planta de chía solo se utilizan  sus semillas,  que proporcionan fibra dietética, proteínas, ácidos grasos omega 3, minerales esenciales como fosforo, calcio potasio, magnesio, hierro, zinc y cobre, vitaminas  A, D, E, K,  complejo B1, B2 y B3, contribuye a la respiración de los órganos vitales, ayuda a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas mucosas y nervios,  es antioxidante y previene enfermedades cardiovasculares, reduciendo el colesterol malo  y triglicéridos adherido en las arterias, disminuye la presión arterial, mantiene los niveles normales de azúcar en la sangre.

Estudios científicos comprueban que el consumo de 2 cucharadas de semillas de chía proporciona un 30% más antioxidante que el arándano el cual se consideraba el alimento con más aporte de antioxidantes para evitar la oxidación celular.

 

Cómo consumirlas

No tiene olor, ni sabor, se puede consumir mezclada con los alimentos, no tiene contraindicaciones médicas, puede ser usada por toda la familia independientemente de la edad, no contiene gluten por lo que es apto para el consumo de  personas celiacas.

La dosis recomendada para un adulto es de 2 cucharaditas y en niños solo 1 cucharadita, puede ser consumida espolvoreada en fruta, agregarla al yogur, como aderezo para ensaladas, en jugos naturales, en batidos o en agua de frutas.

Receta para preparar agua de chía

  • 1 cucharada de chía, se pone a remojar  en un vaso de agua durante 10 minutos, hasta que se forme un gel
  • En una jarra agregar 3 vasos de agua y endulzante de tu preferencia, revolver
  • Exprime  4 limones en la jarra y agrega la chía remojada
  • Mezcla todo y agrega hielos al gusto
  • A disfrutar de su sabor y sus beneficios.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *