Publicado el

Cuida tus riñones de forma natural. PRIMERA PARTE

Empezamos una serie de varios artículos donde os iremos contando la mejor forma de cuidar vuestros riñones de forma natural.

Plantas medicinales para el riñón

Las plantas medicinales para el riñón son fundamentales para el cuidado correcto de este órgano tan importante para nuestra vida con una salud óptima. Hay que tener presente que los riñones se encargan de depurar nuestra sangre, por lo que un problema en el riñón suele generar graves enfermedades que suelen necesitar tratamientos muy peligrosos y agresivos.

La mayoría de las plantas con propiedades medicinales adecuadas para el cuidado de nuestros riñones suelen tener propiedades diuréticas, de este modo pueden ayudarnos a depurar los riñones y limpiarlos, de modo que puedan realizar a su vez sus funciones de limpieza sanguínea fundamental para que la salud del resto de nuestros órganos no se vea afectada.

Un ejemplo que se suele poner como planta medicinal para el riñón es la cola de caballo, una variedad con unas claras propiedades diuréticas que facilitan una rápida evacuación del líquido residual con el que eliminamos las diferentes toxinas y elementos sobrantes de nuestro organismo. Además puede ayudarnos a curar de manera rápida cualquier infección de orina que podamos padecer, así como eliminar la arenilla que se genera por los residuos, formando los molestos cálculos renales que tantos problemas pueden causarnos, además de los grandes dolores que sufrimos en estos casos.

En esta sección te proponemos las diferentes plantas medicinales que puedes usar para cuidar la salud de tu riñón sin ningún problema ni riesgo para tu salud global, de modo que evites los posibles efectos secundarios que en ocasiones pueden ocasionar los medicamentos convencionales.

Cola de caballo para los cálculos renales

Esta hierba es conocida por ser un potente diurético y desintoxicarte natural. Es un gran apoyo para muestro sistema urinario porque permite eliminar las toxinas y su trabajo se concentra en la vejiga, uretra y en los riñones aliviándolos de los malestares en casos de infecciones y cálculos renales.

Los cálculos renales

Son pedazos de material sólido que se asientan en los riñones. El dolor que uno pueda sentir por estos cálculos es proporcional al tamaño del mismo. Según su composición pueden ser de calcio, ácido úrico, cistina o estruvita.

Los cálculos renales se pueden formar por la deshidratación, por el alto consumo de sal, por predisposición genética, como consecuencia de enfermedades gastrointestinales, por deficiencia en el consumo de la vitamina A o por el consumo de productos ácidos.

Los síntomas son fuertes dolores en la espalda baja, en la pelvis o en los riñones. Si los cálculos son grandes, que son los casos extremos, pueden bloquear el sistema urinario produciendo daños en éste.

En algunos casos se pueden eliminar naturalmente mediante la orina, o con un tratamiento médico y en casos extremos es necesario la intervención médica por medio de la cirugía.

Eliminando los cálculos

Como diurético la cola de caballo actúa directamente sobre los cálculos de manera agresiva. Un tratamiento básico es de quince días como máximo. Se sugiere volver al médico para una revisión y saber cuáles han sido los avances de este tratamiento natural.

En la farmacia o tienda especializada en herboristería puede encontrar concentrados de esta hierba. Cada versión va a contar con sus propias indicaciones, pero casi todas coinciden en beber de dos a tres vasos, cada uno debe de agregarse, aproximadamente, veinticinco gotas del concentrado, a fin de aprovechar los beneficios de esta planta para combatir esta dolencia.

Sin embargo la infusión o té es lo más recomendable para tratar los cálculos. Prepararla es fácil, sólo necesita dos ramas de cola de caballo por taza, cubrir la hierba con agua tibia y dejar reposar por unos minutos mientras la hierba libera su esencia.  Se sugiere beber tres tazas diarias de la infusión.

En próximos artículos continuaremos con el cuidado natural de tus riñones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *